Cómo encontrar otros ángulos para cubrir el acceso a la salud desde el periodismo

Recomendaciones para encontrar otros ángulos en el cubrimiento del acceso a la salud.

Hay muchos otros aspectos relacionados con el tema del acceso a la salud más allá de la infraestructura y las largas filas con pacientes para recibir los servicios, que son los enfoques más usados en este tipo de noticias.

Elmer Huerta, médico oncólogo, fundador y director del Preventorio del Cáncer en el Centro de Cáncer de la Universidad George Washington, y comunicador en salud peruano, compartió conceptos a partir de los cuales es posible identificar nuevas formas de cubrir y abordar el acceso a la salud desde los medios de comunicación.

El acceso a la salud es una de las seis temáticas dispuestas por el Premio Roche de Periodismo en Salud para el enfoque de los trabajos periodísticos a postular. Además, en cada una de las tres categorías en concurso se entrega año a año una mención de honor a la mejor pieza que aborde este tema.

Conoce las bases del Premio

¿Para qué queremos acceso a la salud?

“Uno quiere acceso a la salud para que le cuiden la salud”, manifestó Elmer Huerta.

Aunque la respuesta parezca obvia, en ella se pueden encontrar aspectos que aportan a los periodistas nuevos abordajes sobre este tema.

Según el especialista en salud pública, “el cuidado de la salud es la actividad que hace el sistema para prevenir la muerte y para prevenir la discapacidad, para aliviar el dolor y el sufrimiento, y restaurar el funcionamiento normal del cuerpo”.

Agregó que en ese cuidado de la salud también entran aspectos de la vida personal, como el valor cultural y étnico, que deben ser tenidos en cuenta cuando se comunican este tipo de temas a la audiencia, para que el mensaje llegue correctamente. “Las percepciones de lo que es salud y enfermedad cambian en diversos lugares del mundo”, señaló el médico.

Más allá de las noticias sobre largas filas en centros de atención

En la búsqueda de otras formas de abordar este cubrimiento desde el periodismo, el experto señaló tres etapas del acceso a la salud con las que se puede marcar una hoja de ruta inicial para los comunicadores:

1.Seguro médico: ¿Tiene el individuo forma de acceder al servicio de salud? ¿Le será fácil obtener la atención luego de afiliarse?

2. Localización geográfica: ¿A cuál servicio podrá acceder el usuario? ¿Está en su zona? ¿De qué depende que pueda llegar a este lugar?

3. Proveedor: ¿Tiene el usuario un proveedor de salud, doctora o doctor, que le brinde un servicio de calidad? ¿Sabe cómo tener acceso a este?

Según Huerta, la línea de acceso se puede romper en cualquiera de estas tres etapas, por lo que él sugiere a los periodistas un monitoreo de este tipo de situaciones para identificar las historias que evidencian esta problemática.

Agregó que la identificación de otros enfoques o abordajes para esta temática también pueden surgir de las tres barreras para un adecuado acceso a la salud. Estas son:

Estructurales: la configuración organizacional de proveedores, a menudo basados en el sistema de financiación de la atención médica.

Financieras: costo de la atención a individuos y familiares.

Personales y culturales: el conjunto de reglas explícitas o implícitas que determinan el comportamiento de sujetos sociales.

El experto en salud afirmó que “la mayoría de las notas periodísticas se centran en las barreras estructurales (las largas colas, los tiempos de espera), pero hay otras visiones del acceso a la salud que pueden ser monitoreadas”. Estas son algunas de las que recomienda:

– Personas sin seguro que no pueden pagar la atención.

– Rechazo de cobertura de salud por condiciones (enfermedades) preexistentes del usuario.

– Incapacidad de viajar o trasladarse al centro de salud.

– Falta de comunicación con los proveedores de salud por hablar diferentes idiomas (en el caso de poblaciones indígenas) o por la imposibilidad de los especialistas para utilizar términos cercanos al paciente.

– Comportamientos irrespetuosos del proveedor, originados por una falta de empatía con el paciente.

– Inclusión de poblaciones especiales en el cubrimiento. Por ejemplo: comunidad LGTB, campesinos. ¿Qué acceso tienen ellos a los servicios de salud?

– Profundizar en las disparidades que afectan el acceso a la atención médica (grupos raciales, étnicos, socioeconómicos, edades, estado de discapacidad, entre otros).

– La efectividad de las acciones legales para el acceso a los servicios.

– Acceso específico a los medicamentos.

– El estado de los cuidados paliativos.

– Telemedicina: método emergente para brindar atención médica, especialmente como consecuencia de la pandemia por COVID-19.

– Evaluar la capacidad del sistema de atención de la salud para proporcionar servicios a las personas recién aseguradas. ¿Saben las personas usar su seguro?

El poder de la prevención y la educación

Para Elmer Huerta la prevención es un aspecto vital del cuidado de la salud y otra forma de demostrar el acceso a los servicios. Es por esto que el especialista reiteradamente ha reforzado ese enfoque a los periodistas para la orientación de sus notas.

“El adecuado acceso a la salud garantiza que el estado general de salud física, social y mental de un individuo estén estables, cubiertos y en armonía. Sirve para prevenir la enfermedad”, aseguró.

De allí su enfoque en que el acceso a la salud no solamente es la visita al doctor, el poder entrar a una clínica u hospital, el que exista la infraestructura, “sino también acceso a todos los elementos que hacen posible la prevención de la enfermedad”, a partir de la posibilidad de conocer información sobre enfermedades, seguros de salud, cómo hacer uso de estos, ubicación de los servicios, entre otros temas que permitan la educación de la población.

Conoce aquí más información sobre este tema

Sobre el Premio Roche

El Premio Roche de Periodismo en Salud es una iniciativa de Roche América Latina con la Secretaría Técnica de la Fundación Gabo que reconoce la excelencia y fomenta el trabajo periodístico de calidad en la cobertura de temas de salud en América Latina.

La edición 2021 reconocerá los mejores trabajos en las categorías Periodismo Escrito, Periodismo Audiovisual y Cobertura Diaria. Cada ganador recibirá una beca de estudios de hasta US$5.000. El Premio Roche también entregará menciones de honor para las coberturas con enfoques en acceso a la salud, cobertura periodística de COVID-19 y periodismo de soluciones. 

Tienes hasta el 9 de junio de 2021 para postular tu trabajo. Consulta las bases del Premio aquí. ¡Tu trabajo merece ser reconocido!  

Hecho con por

Pin It on Pinterest