Relatoría del Premio Roche de Periodismo en Salud 2020 – Mención de Honor sobre Cobertura de COVID-19

Relatoría sesión de juzgamiento mención de honor cobertura de COVID-19 Premio Roche 2020.

Introducción

Durante ocho años, Roche América Latina con la Secretaría Técnica de la Fundación Gabo han destacado y galardonado la excelencia, la ética y el rigor del periodismo de salud realizado en Latinoamérica a través de este certamen. En 2020, la respuesta y acogida del Premio Roche de Periodismo en Salud entre los colegas marcó un récord gracias a las 876 postulaciones recibidas de 19 países.

Este año el premio contó con tres categorías, de las cuales una —Cobertura Diaria— se estrenó en esta edición, mientras que las otras dos se adaptaron para responder a la transformación de los formatos y plataformas para la difusión de información. Las categorías a saber son: Periodismo Digital (con 504 trabajos inscritos), Cobertura Diaria (254 postulaciones) y Periodismo Sonoro (118 trabajos inscritos).

Otra novedad del Premio Roche en 2020 fue la mención de honor en periodismo de soluciones, creada para promover la producción de historias periodísticas que investiguen, narren y expliquen en profundidad las respuestas que instituciones, comunidades y personas están desarrollando ante los retos, problemas y brechas de salud en América Latina.

La coyuntura generada por el COVID-19 propició la creación de una nueva mención de honor para reconocer el abordaje periodístico de la pandemia y su relación con la sostenibilidad de los sistemas de salud en América Latina. Esta recibió 283 postulaciones.

Las sesiones se realizaron por teleconferencia entre cada grupo de jurados y asesores para las dos menciones de honor, con el apoyo técnico del equipo de Fundación Gabo, los días 12, 13, 14, 15 y 17 de agosto.

Previo a esto, un grupo de periodistas iberoamericanos hizo una primera evaluación de las postulaciones en cada categoría en concurso, con el acompañamiento de Guillermo Capuya, asesor médico de esta edición del Premio Roche, quien veló por el rigor técnico y científico dentro de las piezas periodísticas inscritas.

De las 283 postulaciones iniciales a la mención de honor sobre cobertura de COVID-19, 219 cumplieron con los requisitos técnicos y pasaron a ser evaluadas por el grupo asesor.

A la instancia final llegaron 9 trabajos, los cuales fueron revisados nuevamente en sesión de juzgamiento virtual, realizada el 12 de agosto, por los asesores para la mención de honor sobre cobertura de COVID-19. Ellos son:

Álvaro Javier Idrovo

Médico cirujano, especialista en Higiene y Salud Ocupacional, magister en Salud Pública, MSc en Salud Ambiental y con un PhD en Epidemiología.

Idrovo es profesor del departamento de Salud Pública de la Universidad Industrial de Santander en Bucaramanga, Colombia. Ha sido profesor e investigador de varias instituciones latinoamericanas, especialmente en México y Colombia. Es investigador senior de Colciencias y sus principales líneas de investigación son: salud ambiental y ocupacional, epidemiología sociocultural y evaluación de sistemas de vigilancia epidemiológica.

Patricia Fernández de Lis

Cuenta con más de 20 años de experiencia como periodista de economía, ciencia y tecnología. Trabajó durante más de 10 años como redactora del diario El País, de España.

En 2007 se incorporó al equipo fundador del diario Público como redactora jefe de la sección de Ciencias. En 2012, fundó la web de noticias Materia, la cual se asoció con El País de España en septiembre de 2014, momento en el cual Patricia es nombrada redactora jefe de Ciencia y Tecnología del diario.

En 2002 recibió la beca German Marshall de jóvenes líderes europeos y en 2011 recibió el premio Mario Bohoslavsky por su contribución a la lucha contra las pseudociencias. En 2019 recibió el premio periodístico Concha García Campoy de la Academia de TV a la trayectoria y la Junta Directiva de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) la nombró Asociada Ad Honorem “por la gran visibilidad que proporciona en EL PAÍS a la opinión de las mujeres científicas y a sus descubrimientos”.

Roxana Tabakman

Bióloga, periodista científica y escritora argentina que reside en São Paulo, Brasil. Autora del libro La Salud en los Medios, Medicina para Periodistas, Periodismo para Médicos.

Es co-fundadora y directora de Contenido y Asociaciones de la RedecomCiência (Red brasileña de Periodistas y Comunicadores de Ciencia) y miembro activa de la RAdPC (Red Argentina de Periodismo Científico). Actualmente, escribe para las ediciones en español y portugués de Medscape, líder global en información científica para médicos.

Hace tres años publicó ‘Biovigilados’, su primer libro de ficción científica. En él, anticipa el surgimiento en Asia de un peligroso agente viral respiratorio con alcance global. Al lanzarlo, Tabakman ya había dicho que se basaba en un prolongado seguimiento periodístico del tema y que el texto tenía más ciencia que ficción.

Acción de comunicación y de pedagogía

Durante la sesión de juzgamiento para esta mención de honor, Jaime Abello Banfi comentó que este es el momento justo para entregar un reconocimiento a la mejor cobertura periodística sobre COVID-19 realizada en América Latina.

“Ya tenemos elementos de juicio para transmitirles señales al periodismo y, en general, le hablamos al sector salud y a cualquier persona interesada en conocer cuál es la mejor manera de hacer la cobertura de una emergencia tan singular, que tiene un aspecto médico y sanitario en su eje pero que también ha afectado todos los planos de la vida social y económica, uniéndonos en el mundo entero”, expresó.

El objetivo para el director general Fundación Gabo es convertir las recomendaciones, reflexiones, conclusiones y en general los aprendizajes que surgieron de la evaluación de estos trabajos sobre cobertura de COVID-19 y de toda la octava edición del Premio Roche en una acción de comunicación y de pedagogía para el periodismo de América Latina.

Según Abello Banfi, es una ventaja el hecho de que los resultados de la evaluación a esta  mención de honor se entreguen dentro del escenario de la pandemia, porque esto apoyará a la cobertura sobre COVID-19 que aún está en curso y de esta forma el periodismo cumplirá la función de servicio a la sociedad y de ayudar a entender, prevenir, solucionar y convivir con un problema tan excepcional.

El acceso a la salud en la cobertura de COVID-19

Al querer dar relevancia al acceso a la salud durante la evaluación de los trabajos postulados a la mención de honor sobre COVID-19, el grupo asesor inició la sesión de juzgamiento analizando y dando sus conceptos sobre lo que involucra esta temática, buscando llegar a una visión en común.

Para el asesor médico de este grupo, Álvaro Javier Idrovo, “hablar de acceso incluye hablar de los profesionales de la salud por ejemplo. También, de las pruebas diagnósticas”. Según el especialista, el término de acceso a la salud involucra otro tipo de aristas relacionadas con lo financiero, las organizaciones, lo social y cultural, aspectos que él tuvo en cuenta durante la revisión de las piezas.

Por su parte, la periodista Patricia Fernández de Lis añadió una arista más: el acceso a la información. “Generar una herramienta fácil que resuelva las dudas de la población sobre la pandemia también hace parte del acceso a la salud”, manifestó.

Agregó que esta temática se puede encontrar además en las historias relacionadas con la situación de los profesionales de la salud, los hospitales o temas científicos con información sobre lo que ocurre con el coronavirus.

Idrovo destacó el enfoque de algunos de los trabajos hacia los “pequeños triunfos” alcanzados durante la atención en medio de una pandemia.  “No es solo acceso porque le abra la puerta a un servicio de salud, sino porque este tenga éxito. Realmente, es el resultado de todo el acceso”, manifestó el especialista.

Herramientas contra la incertidumbre informativa

El grupo de asesores para la mención de honor sobre COVID-19 destacó la innovación y originalidad de algunos de los trabajos postulados, “cuyos autores encontraron nuevas y atractivas formas de entregar la información en circunstancias como las que genera una pandemia, cuando no hay mucho tiempo para esperar a conocer más sobre lo que está ocurriendo”.

Cada uno de los asesores para esta mención de honor indicó los aspectos que buscó o resaltó al hacer las evaluaciones.

“Desde mi postura como científico, como epidemiólogo y salubrista en este momento, hice mucho énfasis en que el autor realmente tratara de expresar que esa persona o ese grupo de personas entrevistadas dominaban el tema científico”, aseguró Álvaro Idrovo, quien agregó que buscó el contraste que hacía el periodista con la información entregada por las fuentes, lo que para él fue fundamental al momento de identificar el periodismo científico en las piezas postuladas.

Patricia Fernández de Lis, por su parte, buscó calidad narrativa y edición de lujo durante su evaluación. Igualmente, la periodista española señaló uno de los retos enfrentados a la hora de destacar postulaciones. “Por una parte están los grandes reportajes, pero por otra parte hay cosas muy intuitivas, interactivas, muy difíciles de hacer. Como periodista, sé lo complicado que es el periodismo de datos y hacer periodismo interactivo, porque requiere mucha gente, mucho esfuerzo. Valoré mucho la parte de la innovación periodística”, explicó la periodista.

Para Roxana Tabakman, los trabajos postulados a este reconocimiento no solo debían contar con una narración impecable; además debían estar equilibrados en la presentación de la información y los recursos que ofrecían a la audiencia a través de enlaces u otras herramientas, teniendo en cuenta la necesidad de información constante de la población sobre la temática en particular.

El asesor médico Álvaro Idrovo destacó en algunas de las piezas preseleccionadas la información acertada que entregaron a pesar de haber sido publicadas cuando aún se desconocía mucho sobre el tema y reinaba con más fuerza la incertidumbre. “No es lo mismo escribir ahora (agosto) algo con todo el conocimiento que hay, a lo que se hizo en febrero, marzo o abril, cuando se tenían más dificultades para el conocimiento”, aseguró el asesor.

En cuanto a la forma de los trabajos, y yendo más allá de la excelente calidad narrativa con la que estos debían contar, los asesores para esta mención de honor también se refirieron a la importancia del buen uso de las fotografías en cualquier pieza periodística. Para este grupo de expertos, recursos como este no deben verse como un relleno o un requisito a cumplir en la publicación, sin mayor detalle, sino como una forma más de entregar datos dentro del reportaje. Lo anterior también aplica para el uso de videos, audios o infografías, los cuales deben estar al mismo nivel de la narrativa principal.

Una cobertura equilibrada y atractiva

Luego de la revisión de las nueve piezas que llegaron a la preselección, para ser evaluadas en la sesión de juzgamiento virtual, el grupo asesor para la mención de honor sobre cobertura de COVID-19 definió que la serie de trabajos ‘Cobertura de Agência Pública sobre el coronavirus’, de Brasil, merecía el reconocimiento.

“Es un trabajo excepcional en todos los sentidos. Tiene investigación y una parte de periodismo de datos”, expresó Patricia Fernández de Lis, quien hizo referencia a la tendencia hacia este formato presente en los trabajos postulados. También destacó el uso de recursos gráficos en la pieza ganadora y el alto uso de enlaces, que permiten ampliar la información.

“Este trabajo está bien escrito, está correcto, se entiende, va directo al punto. Explica muy bien los datos, los pone en contexto”, anotó Roxana Tabakman sobre la serie de Agência Pública.

Según el concepto de los asesores, las piezas encaran los diferentes problemas de acceso a la salud, desde los más “clásicos”, como los de infraestructura, hasta otros menos tocados, como el de acceso a la información correcta. Muestra, como muchas otras coberturas, el desafío de las poblaciones vulnerables, pero se destaca también por abordar los diferentes actores y la información en mayor contexto. Todos los temas técnico-científicos son tratados de manera correcta, dentro del contexto de incertidumbre propio de la pandemia.

Detrás de la serie de Agência Pública sobre el coronavirus se encuentra un amplio equipo de trabajo, característica que llamó la atención de los asesores, por el alto número de postulaciones con autorías colectivas, y que los llevó a reflexionar sobre este asunto.

Patricia Fernández de Lis opinó que hay ocasiones en las que tiene más mérito el trabajo en equipo que el trabajo individual en periodismo, especialmente en una coyuntura de pandemia. En su experiencia profesional en el diario El País de España, resultan siendo mejores las piezas colaborativas, aunque sean más difíciles de hacer. “El tema es tan complejo que se necesita un apoyo gráfico, una investigación periodística, alguien que lo redacte, otro que lo edite y todo eso junto para mñi tiene mucho valor”, aseguró la periodista.

La parte humana en las piezas postuladas no pasó desapercibida. El grupo asesor destacó los trabajos enfocados en la población vulnerable desde lo positivo, con una orientación “más a la luces del problema y no a las sombras”. Sin embargo, el asesor médico se refirió al riesgo con este tipo de piezas por la falta de contenido o enfoque científico lo que, a su juicio, desequilibra el trabajo en el contexto de periodismo de salud.

Es por esto que los asesores destacan las características de ‘Cobertura de Agência Pública sobre el coronavirus’, una trabajo en el que encontraron un equilibrio entre lo humano, los datos y la información técnica, además del uso de recursos atractivos para atrapar a la audiencia.

En general, el grupo asesor destacó el alto nivel encontrado en las coberturas sobre COVID-19 postuladas a esta mención de honor. “Eran muy buenos trabajos. Había cosas fabulosas. Me encantó encontrar tan buen periodismo en América Latina”, aseguró Patricia Fernández de Lis.

Hecho con por

Pin It on Pinterest