¿Cómo pueden proteger los periodistas su salud mental en la cobertura de una crisis?

Recomendaciones para cuidado de salud mental y gestión del estrés.

La actual crisis de salud no da tregua en el mundo de la información. La pandemia generada por el virus COVID-19 se mantiene como la noticia principal y, por ende, es la primera ocupación para los periodistas que llevan ya poco más de un año en el cubrimiento de la temática.

La exposición a este trabajo intenso -invadido por la incertidumbre, la desinformación y el riesgo- ha desencadenado en los periodistas consecuencias en su salud física y mental, siendo esta segunda situación una que ha encendido las alarmas en el gremio periodístico, ya que puede pasar desapercibida por algunos de los comunicadores en medio de la demandante rutina.

Conscientes de esa situación, el International Center for Journalists (ICFJ) y el Tow Center for Digital Journalism at Columbia University desarrollaron el estudio Journalism and the Pandemic Project para conocer el impacto de la emergencia sanitaria en el campo del periodismo a nivel mundial. Para esto fueron encuestados más de 1.400 periodistas en 125 países.

Pese a que el  43% de los encuestados manifestó sentir un aumento en la confianza de la audiencia hacia el periodismo que realiza, y el 61% dijo sentir un mayor compromiso con el periodismo como resultado de la pandemia, el primer reporte del proyecto muestra resultados alarmantes para el entorno periodístico en la primera etapa de la pandemia:

– 70% de los encuestados calificó el impacto psicológico y emocional de lidiar con la crisis por COVID-19 como el aspecto más difícil a soportar en medio de su trabajo.

– 30% de los periodistas manifestó falta de apoyo de los medios de comunicación a los que pertenecen en la entrega de material o equipos para su protección.

– 46% de los encuestados resaltó una desconfianza en los gobiernos, al identificar a los políticos y oficiales electos como fuentes para la desinformación.

– 66% de los encuestados catalogó a Facebook como el canal para la mayor propagación de desinformación.

– 81% de los encuestados dijo encontrar desinformación, por lo menos, semanalmente. El 28% de estos periodistas aseguró identificar información falsa varias veces en un día.

La preocupación por el bienestar y la salud mental de los periodistas en esta coyuntura ha generado conversaciones en diversos escenarios relacionados con este oficio. Por ejemplo, el Dart Center for Journalism and Trauma, proyecto de la Escuela de Periodismo en la Universidad de Columbia, realizó seminarios virtuales sobre la labor de reportería en medio del cubrimiento de la pandemia por coronavirus.

Claves para el autocuidado y apoyo a colegas durante la pandemia

En el seminario web Self-Care and Peer Support for Journalists During a Global Pandemic, Cait McMahon, doctora en Psicología y managing director del Dart Center Asia Pacific, compartió claves para la protección de la salud mental de los periodistas en medio de exigentes rutinas de trabajo. Algunos de estos consejos son:

1. Disciplina para el autocuidado: Mantén regímenes disciplinados para el autocuidado con el apoyo de los directores o editores de los medios de comunicación.

2. Un propósito claro: Cree en tu rol como periodista en medio de la crisis para manejar el estrés de una mejor manera. Escribe una frase en la que esté clara tu misión. Esto ayudará a recordar tu labor de divulgar historias claras, precisas y éticas.

3. Límites y distancias: Establece un plan de trabajo y síguelo. Haz ejercicio, aunque sea una corta rutina de yoga de 10 minutos. Toma descansos en medio del cubrimiento o de la producción de la historia y regresarás al trabajo con ojos frescos. Considera cambiar el lugar de trabajo dentro de la casa, ocasionalmente.

4. Experimento mental: Crea en tu mente un lugar seguro, con sensaciones auditivas y físicas. Mantén la imagen de ese espacio y ve allí durante 5 o 10 minutos cada día. El cerebro necesita este distanciamiento psicológico del trauma que se está cubriendo para poder funcionar.

5. Sé un buen colega: Utiliza cualquier red social o aplicación de videollamada para mantenerte en contacto con tus compañeros de trabajo al inicio de cada día laboral. Mantente alerta sobre el estado de ánimo de tus colegas. Ten en cuenta que en ocasiones es difícil para algunas personas pedir ayuda.

¿Por qué hablar de gestión de estrés en el periodismo?

Otro de los canales a través de los cuales se dialoga el tema del autocuidado y la protección de la salud mental de los periodistas es el proyecto The Self-Investigation, una iniciativa de mujeres periodistas preocupadas por la salud mental de sus colegas a raíz de la pandemia, que se basa en técnicas científicamente probadas para gestionar el estrés y relacionarse con la tecnología de una manera más saludable.

Actualmente, como parte del proyecto se desarrolla un curso de gestión de estrés para periodistas, que comenzó recientemente con un primer seminario web. Este estuvo orientado a entender por qué se origina el estrés y cómo se puede activar el “mecanismo de calma” que permite recuperar el enfoque y la concentración en el trabajo a través de una técnica de respiración: sentados, con los ojos cerrados, la atención en la postura y la zona de los hombros y cuello, para traer la mente al presente y conectarla con el cuerpo, con una respiración profunda y lenta.

Aldara Martitegui, periodista e instructora en mindfulness y coach del proyecto, identificó como consecuencias del estrés en los periodistas el aumento en el número de errores en el trabajo, el síndrome de la “hoja en blanco”, sentimientos de desconcentración y desenfoque. Los ejercicios de respiración propuestos por The Self-Investigation facilitan y crean el hábito de hacer pausas, reconectan mente y cuerpo, y calman el sistema nervioso.

“El estrés no es más que un desgaste que se produce en nuestro organismo como consecuencia de haber tenido durante demasiado tiempo activado un mecanismo que tenemos, considerado como un sistema de alerta o de alarma, diseñado para que el ser humano o cualquier ser vivo pueda sobrevivir en un momento dado”, explicó la periodista española durante el seminario web.

“Se está haciendo un corto circuito en la zona de nuestro cerebro en la que se albergan esas funciones ejecutivas superiores que nos permiten ser buenos periodistas (…) porque toda la energía del cerebro está concentrada en la supervivencia, por la supuesta o posible amenaza”, agregó.

La buena noticia, asegura la coach, es que existe un mecanismo de calma que se puede activar intencionalmente para anular la alarma generada por la situación estresora.

“Para activar el sistema de la calma se necesita la ‘tecla’ de la respiración profunda y lenta, y la atención en los hombros. Ponemos atención a los hombros y el cuerpo, dejando que se relaje (…) El cerebro interpreta lo que ocurre dentro de nosotros y, a través del nervio vago, le comunicamos que estamos en calma, rompiendo el corto circuito que se había creado y empezamos a ver soluciones, a ser más creativos, trabajar más enfocados, a ser mejores periodistas”, indicó Martitegui.

Sobre el Premio Roche

El Premio Roche de Periodismo en Salud es una iniciativa de Roche América Latina con la Secretaría Técnica de la Fundación Gabo que reconoce la excelencia y fomenta el trabajo periodístico de calidad en la cobertura de temas de salud en América Latina.

La edición 2021 reconocerá los mejores trabajos en las categorías Periodismo Escrito, Periodismo Audiovisual y Cobertura Diaria. Cada ganador recibirá una beca de estudios de hasta US$5.000. El Premio Roche también entregará menciones de honor para las coberturas con enfoques en acceso a la salud, cobertura periodística de COVID-19 y periodismo de soluciones.

Tienes hasta el 9 de junio de 2021 para postular tu trabajo. Consulta las bases del Premio aquí. ¡Tu trabajo merece ser reconocido!

Hecho con por

Pin It on Pinterest