#ConDatos: El Vaticano anuncia su entrada en la lucha contra los antivacunas

Imagen para nota desinformación del 7 de julio.

Por: Cristina Tardáguila

Tras meses de lucha contra las noticias falsas que insisten en asociar las vacunas contra el COVID-19 a falsas reacciones adversas y a teorías conspirativas que tienen que ver con la fertilidad y la familia, los verificadores de datos finalmente pueden celebrar.

El pasado jueves primero de julio, el Vaticano anunció que entrará, con fuerza, en la lucha contra el movimiento antivacunas. El papa y la cumbre de San Pedro prometieron atacar “los mitos infundados y engañosos” que alimentan las dudas y vacilaciones contra las vacunas y dijeron estar dispuestos a trabajar para que el acceso a los programas de inmunización contra el COVID-19 sea global y pleno.

La celebración por parte de los verificadores de datos tiene que ver con el tamaño del socio que parece dispuesto a acercarse al frente de batalla contra la desinformación sanitaria. Contar con desmentidos salidos directamente de la Plaza de San Pedro puede ser una potente arma contra el movimiento antivacunas.

Y hay mucho que hacer.

A lo largo de este año y medio de pandemia, por lo menos 40 de los chequeos publicados por la alianza #CoronaVirusFacts, que reúne más de 90 unidades de verificación de datos en 70 países, tenían por tema el papa o el Vaticano, así como los programas de vacunación.

En marzo de este año, por ejemplo, los fact-checkers de AFP identificaron que circulaba en El Congo la noticia de que el papa Francisco había prohibido a los católicos tomar las vacunas contra COVID-19 producidas en Europa y en América. Era obviamente mentira.

En un artículo publicado en francés, los verificadores explicaron que el papa no solo se había vacunado (en enero), sino que también estimulaba a todos los fieles a hacerlo, independiente del nombre o el origen del fabricante. Pero no hay dudas de que el movimiento antivacunas se aprovechó de este momento.

Otras asociaciones entre el papa y las vacunas son aún más controversiales. Desde que el Vaticano publicó una “nota sobre la moralidad del uso de algunas vacunas contra la Covid-19”, en diciembre del año pasado, verificadores de Filipinas, Ucrania y Turquía, entre otros, tuvieron que sacar artículos negando que el papa hubiera dicho que “personas no vacunadas contra COVID-19 ya no podrían entrar en el paraíso”.

Es evidente que la Iglesia católica apoya la lucha contra la pandemia y está de acuerdo con las vacunas que han sido producidas. Al esparcir noticias falsas como estas, el movimiento antivacunas busca inocular la duda y generar controversias. Y es contra esto que los periodistas y los verificadores de datos tienen que trabajar.

Así que es importante entrar en grupos de Facebook, WhatsApp y Telegram que reúnen personas que se dicen religiosas y católicas, y también desarrollar metodologías claras para saber cuáles teorías conspirativas y datos falsos se están viralizando en estos espacios.

Vale la pena conocer los medios de comunicación de la Santa Sede (entre ellos la agencia de noticias del Vaticano), seguir sus perfiles en las redes sociales y, quizás, buscar establecer una buena relación con los editores responsables de estos espacios. El objetivo, a largo plazo, es tener buenos contactos no solo para conseguir notas oficiales capaces de desmentir determinadas falsedades, sino también informar al Vaticano sobre el tipo de desinformación que circula en varias partes del mundo. Juntos somos más fuertes en la lucha contra las fake news sanitarias.

Para tener en cuenta

– Grupos de Facebook, WhatsApp y Telegram que reúnen personas religiosas pueden ser grandes focos de desinformación sobre las vacunas contra COVID-19. Es importante monitorearlos con atención y cuidado.

– Teniendo en cuenta que el Vaticano se dice dispuesto a luchar contra las teorías conspirativas y la desinformación sobre la vacunas, es vital ubicar sus canales de comunicación y seguir sus redes sociales.

– Establecer una buena relación con fuentes en el Vaticano y desarrollar una cooperación.

Sobre el Premio Roche

El Premio Roche es una iniciativa de Roche América Latina, con la Secretaría Técnica de la Fundación Gabo, que busca reconocer la excelencia y la cobertura periodística de calidad sobre la salud en la región.

Para más información o consultar inquietudes sobre la novena edición del Premio Roche, comunícate al correo electrónico: premioroche@fundaciongabo.org

Hecho con por

Pin It on Pinterest