#ConDatos: Cómo (y dónde) combatir el negacionismo de músicos, deportistas, empresarios y chefs

Imagen para nota desinformación del 14 de julio.

Por: Cristina Tardáguila

Tras un año y medio de pandemia, los medios de comunicación de todo el mundo ya entendieron – e incluso se acostumbraron – a hablar de la desinformación sobre COVID-19 en las secciones dedicadas a temas de salud, política nacional e internacional. Pero con el evidente avance del movimiento antivacunas, es importante que los periodistas se preparen para tratar la crisis sanitaria -y las mentiras que la acompañan- en las secciones de cultura, deportes y economía. Sus audiencias también merecen atención.

Con el surgimiento de las vacunas contra el COVID-19 y la distribución de inyecciones por el mundo, creció de forma aterradora la lista de artistas y cantantes que adoptaron posturas negacionistas y que critican los programas de inmunización, el aislamiento social, minimizan la necesidad de uso de mascarillas y/o defienden el consumo de medicamentos ineficaces como forma de prevención o cura para el COVID-19. Entre ellos (desgraciadamente) están los brillantes Eric Clapton, Andrea Bocelli, Miguel Bosé, Van Morrison y Madonna.

En el mundo de los deportes asiste problema semejante. El conductor de Fórmula 1 Lewis Hamilton, por ejemplo, compartió con sus más de 18 millones de seguidores de Instagram una entrevista editada y fuera de contexto en la que el empresario Bill Gates hablaba sobre vacunas. Junto a la grabación, Hamilton escribió (en inglés) “Me acuerdo de mi primera mentira”, como forma de ironizar lo que Gates decía e indicar su posición crítica a la inmunización.

Entre los empresarios, Elon Musk acaparó los titulares al cuestionar las pruebas de detección del nuevo coronavirus. Para sus más de 40 millones de seguidores en Twitter, el dueño de SpaceX y Tesla llegó a minimizar los síntomas de COVID-19, diciendo que eran suaves.

Hasta la gastronomía se vio afectada por la desinformación relacionada con la pandemia. En Brasil, por ejemplo, el famoso chef Henrique Fogaça, que presenta un reality show gastronómico, ha sido uno de los principales voceros de las teorías conspirativas referentes al origen del nuevo coronavirus.

Entonces, ¿cómo hacer frente a estos gigantes que, a propósito o sin querer, han desinformado o siguen desinformando sobre la pandemia? Aquí van algunos pasos:

1. Editores y ejecutivos de los medios de comunicación deben entender que es vital que la batalla contra las noticias falsas sobre la pandemia no se restrinja a las secciones de salud o política. Millones de personas alrededor del mundo no consumen información publicada o difundida en estos espacios, pero de todos modos están recibiendo datos falsos sobre COVID-19 y vacunas. Así que es importante permitir que la cobertura sanitaria crezca y alcance todas las secciones y programas.

2. Al tratar la desinformación difundida por artistas, deportistas, empresarios y chefs, se debe recordar a las audiencias que, a pesar de todo el éxito que ellos han tenido o tienen en sus carreras, estas celebridades no son especialistas en temas sanitarios. Ellos saben tanto de ciencia y de medicina como cualquier otro ciudadano común. Así que hace falta separar el hombre (o la mujer) de su obra, entendiendo y explicando las capacidades de cada uno.

3. Recordar el rol que tienen los periodistas que cubren cultura, deporte, etc. Está claro que existe una batalla por el clic pero esta no puede ser razón para extender el micrófono y preguntar a cantantes, actores, jugadores de fútbol y otros famosos sobre sus opiniones sanitarias. Así como no entrevistamos a un médico o un científico sobre la calidad de un concierto de rock, no debemos dar voz a un cantante sobre la pandemia.

4. Si la celebridad expone de forma espontánea datos falsos sobre las vacunas o sobre el COVID-19, la información no puede llegar a las audiencias sin el debido filtro. No está bien escribir un texto sobre la mentira dicha por un famoso sin que este también traiga el punto de vista y las informaciones dadas por autoridades sanitarias.

5. Encontrar la mejor manera de entregar las verificaciones a esas audiencias que no siempre consumen chequeos. Hace falta, por lo tanto, pensar dos veces sobre la mejor forma (vídeo, texto, foto, infografía) y también las mejores palabras. La militancia no se restringe al universo político. También existe entre los fans de cultura y deportes.

Para tener en cuenta

 Todas las personas reciben noticias falsas sobre COVID-19 y vacunas. Intentemos alcanzarlas donde quiera que estén. Es decir, en las  diferentes secciones del periódico, programa de radio o televisión, y con  distintos formatos.

 Así como médicos, científicos y autoridades sanitarias no suelen ser entrevistados para comentar los resultados de partidos de fútbol, conciertos o pinturas, los artistas y atletas no deberían ganar espacio para comentar sobre vacunas, aislamiento social, mascarillas y otros temas sanitarios.

Sobre el Premio Roche

El Premio Roche es una iniciativa de Roche América Latina, con la Secretaría Técnica de la Fundación Gabo, que busca reconocer la excelencia y la cobertura periodística de calidad sobre la salud en la región.

Para más información o consultar inquietudes sobre la novena edición del Premio Roche, comunícate al correo electrónico: premioroche@fundaciongabo.org

Hecho con por

Pin It on Pinterest