Cómo cubrir temas de salud y atrapar a la audiencia: 4 recomendaciones de Luis Quevedo

Un buen cubrimiento periodístico de la salud implica estar a la altura de las nuevas formas de difusión de la información, es decir, estar a la vanguardia de formatos innovadores y atractivos para la audiencia.

Con esta premisa, Luis Quevedo, director del programa CST de NTN24, inició su seminario web titulado Periodismo y salud: ¿el formato importa? (mira aquí el video de la charla). Durante una hora, Quevedo planteó varios retos para el periodismo enfocado en salud: ratificar la importancia de la ciencia en la narración periodística no solo como una forma para difundir la información, sino también como una manera de combatir la desinformación y generar interés en el público. Estas fueron cuatro de las claves que dio para lograrlo:

1. Tener claro que un medio no es el mensaje. Un solo medio y un formato no son suficientes para transmitir un mensaje. Hoy en día es cada vez más esencial que el cubrimiento periodístico en temas de salud y biomedicina se haga desde diferentes plataformas: textos, videos, fotografías, estadísticas, infografías y todas aquellas herramientas que implican una naturaleza multimedia. Así se asegura un mayor impacto del reportaje en los distintos gustos y modos de lectura de la audiencia.

2. Es más efectivo informar mediante historias. El gran error de muchos periodistas es pensar que la información en temas de salud debe ser transmitida directamente, sin componentes emocionales, en aras de preservar la objetividad científica. Esto es una equivocación, pues a una audiencia generalmente no la enganchan los datos y los procedimientos científicos, sino las historias de vida. Por ello, los periodistas tienen que rodear la información científica de personajes y tramas, valiéndose de una armonía narrativa que pueda atraer al público y conducirlo sutilmente hacia los pasadizos biomédicos del reportaje.

“La narrativa es el caballo de Troya del conocimiento”, afirmó Quevedo con respecto a este proceso.

3. Aprovechar el uso de “universales”. En la captación de la atención del público es importante identificar las líneas temáticas que más le interesan a la comunidad en conjunto. A estas líneas temáticas, Quevedo los ha llamado “universales”. Para el comunicador, hay tres universales bastante reconocibles: el dinero-poder, la sexualidad y la muerte-vida. Si el reportaje se enfila en alguna de estas líneas, es más probable despertar una mayor atención en la audiencia.

Es importante entender que estos “universales” son solamente ángulos que ayudan para captar la atención del público, lo cual no quiere decir que toda la realidad médica gire en torno a ellos.

4. Ejercer un rigor científico, no un “rigor mortis”. El cubrimiento periodístico de la salud no pretende ser, de ninguna forma, un archivo académico. La rigurosidad científica de su contenido es importante, pero debe estar planteada de forma locuaz y sencilla para que las grandes audiencias -que no están constituidas por científicos- puedan entenderla. Cuando esta recomendación no se tiene en cuenta, el resultado es un trabajo destinado a aburrir y, en el mejor de los casos, a ser apreciado por unos pocos.

Luis Quevedo

Comunicador hispano especializado en ciencia y tecnología. Basado en New York, ha producido radio y podcast para NPR, dirige y presenta el informativo tecnológico CST para NTN24, colabora con diario español El Mundo y es co-fundador de la red independiente de podcasts Cuonda. Luis ha dirigido y protagonizado dos premiados documentales sobre la evolución de la especie humana y el colapso de la civilización.

***

Esta actividad se realizó en el marco del Premio Roche de Periodismo en Salud, una iniciativa de Roche América Latina con la Secretaría Técnica de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI-, que busca reconocer la excelencia y estimular la cobertura periodística de calidad acerca de salud en la región (Puedes leer 489 trabajos de 18 países de América Latina participan en la quinta edición del Premio Roche de Periodismo en Salud).

Para esta quinta edición del Premio se postularon 489 trabajos de 18 países en  las categorías de Periodismo escrito y Televisión y video.

Hecho con por

Pin It on Pinterest